Las medidas se extienden a otras poblaciones del área metropolitana de Barcelona

El Govern ha anunciado la decisión de ampliar a 12 municipios del área metropolitana de Barcelona, incluida también la capital catalana, las restricciones que ya se aplicaban sobre tres barrios de L’Hospitalet de Llobregat. La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, junto al conseller de Interior, Miquel Buch, y la consellera de Salud, Alba Vergés, han anunciado las medidas para intentar frenar el aumento de contagios por coronavirus.

Los municipios que est án afectados por estas restricciones, pese a que sean por el momento recomendaciones, son: Barcelona, el Prat de Llobregat, Viladecans, Sant Joan Despí, Sant Boi, Cornellà, Sant Just Desvern, Esplugues, Montcada i Reixac, L’Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià de Besòs y Badalona.

Aunque por el momento se trata de recomendaciones, desde el Govern se ruega que se acaten todas ellas para intentar frenar la expansión del virus. La consellera de Presidència, Meritxell Budó, ha pedido “no viajar este fin de semana a segundas residencias”. Según el conseller de Interior, Miquel Buch, se trata de la “última oportunidad” antes de verse obligados a aplicar “medidas más drásticas”.

En la misma línea, Budó ha destacado que “si la evolución actual de la pandemia se mantiene, habrá que tomar decisiones más drásticas bien pronto”. El objetivo principal, según han resaltado los políticos, es “actuar antes de llegar a niveles de compromiso para los hospitales”.

Las restricciones principales se basan en diferentes puntos. Se recomienda no salir de casa si no es por motivos imprescindibles y evitar las aglomeraciones, por lo que se limitan las reuniones tanto de ámbito privado como público a un máximo de 10 personas. La consellera Vergés ha advertido que “los contagios se están produciendo en encuentros familiares y sociales, así que hay que reducir estos encuentros y evitar que haya muchas personas en ellos”. Además, ha añadido: “lo importante es dejar de socializar”.

En el interior de los establecimientos de hostelería se limitará el aforo al 50%. Además tendrá que haber dos metros de distancia entre mesas. Por su parte, la actividad de discotecas, salas de fiestas, teatros, cines, piscinas, parques de atracciones, parques infantiles y gimnasios queda suspendida.

Por lo que respecta a las actividades deportivas se recomienda que se realicen de forma individual. En cuanto a las playas, se ha especificado que son “prescindibles” y que aquellos que decidan ir “deben saber decidir y el riesgo al que se exponen”.

La resolución de las medidas planteadas deberá ser aprobada por un juez, ya que “la autoridad sanitaria” de Catalunya “no tiene capacidad para tomar decisiones”. Este handicap “recorta” la “velocidad y efectividad” debido a la “falta de herramientas legales”.