La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas ha presentado un documento explicativo de las medidas que se deberán tomar cuando los centros deportivos retomen la actividad después de su cierre a consecuencia del COVID-19.

En España contamos con más de 4.700 centros dedicados a ello. Por esta razón, se dota de importancia la elaboración y cumplimiento del plan ideado, con el objetivo de obtener un entorno seguro.

El documento elaborado por la FNEID ha sido adelantado por CMDSport; El Consejo de Deportes será quien finalmente lo apruebe.

Las normas que este expone se encuentran divididas en:

Normas generales: incluyen la limpieza y la desinfección del establecimiento antes de su apertura, la hipercloración en piscinas, establecer cartelería que informe sobre las precauciones que se han llevado a cabo, formación de los profesionales ante la nueva situación, adaptación del plan de riesgos, entre otros.

Medidas para las instalaciones: el aforo se reducirá un 30%, mantener una distancia un metro y medio entre las personas, priorizar el pago por tarjeta, precintar las fuentes de agua públicas, ventilación permanente…

Medidas para los trabajadores: deberán contar con los EPIs necesarios, en aquellas zonas donde la distancia de seguridad no pueda mantenerse deberán implantarse mamparas, el plan de prevención de riesgos será actualizado, se priorizarán las actividades dirigidas que puedan realizarse en el exterior.

Y, por último, medidas para los usuarios: tendrán la obligación de cumplir con las medidas de higiene establecidas, aquellos que tengan síntomas no podrán acceder al establecimiento y, por último, el uso de toalla será obligatorio.