La entidad sin ánimo de lucro ha asumido el 30% de las 47 becas comedor que el Ayuntamiento decidió abonar a las familias entre los meses de abril y julio

Viladecans (27 de julio de 2020). – La Fundación Nuria García ha colaborado con el Ayuntamiento de Viladecans para garantizar la alimentación infantil durante el cierre de las Guarderías Municipal debido a la pandemia de la Covid-19. La entidad sin ánimo de lucro ha aportado 3.000 euros al Ayuntamiento, a través de la firma de un convenio, para sufragar parte de los 9.680 euros destinados a las becas comedor entre los meses de abril y julio de 2020, que el Gobierno Municipal decidió abonar a las familias mientras los centros estaban cerrados, a fin de garantizar su alimentación en casa.

El Ayuntamiento había concedido 47 becas para sufragar el menú de comedor para el curso 2019-2020 en los cuatros centros educativos municipales de primer ciclo de infantil, como una medida para facilitar el acceso y permanencia a los niños de las familias con menos recursos económicos a este servicio educativo en pie de igualdad. El apoyo de la Fundación Nuria García ha permitido cubrir un 31% del importe de las ayudas; un importe medio de 63,83 euros por cada alumno.

En este tramo final del curso marcado por el cierre de la actividad presencial en los centros educativos, el Ayuntamiento también ha garantizado la alimentación infantil en el alumnado de las escuelas de infantil y primaria que tenían una beca de comedor municipal, ofreciendo un servicio de catering a domicilio. Además, el resto de familias con problemas económicos sobrevenidos por la Covid-19 han sido derivadas por los Servicios Sociales Municipales en el Punto Solidario de Viladecans -un banco de alimentos municipal gestionado por Cruz Roja-, donde se atendieron 336 personas de media cada semana -un 40% más de lo habitual los meses anteriores-. Asimismo, personal municipal se encargó del reparto de las tarjetas monedero con las que la Generalitat hacía llegar a las familias el importe de las becas de comedor de las escuelas.

Sobre la Fundación Nuria García

La Fundación Nuria García es una entidad sin ánimo de lucro que nació en 2012 en Castelldefels para apoyar en los ámbitos de la educación y la salud en población infantil y juvenil más desfavorecida. La fundación nació de la mano de la empresa familiar Air-Val International, con el que la familia García quería impulsar una acción de responsabilidad social y hacerlo en memoria de una miembro de familia, Nuria García, que murió repentinamente dos años antes. Hasta el año 2019, la fundación había colaborado con 51 ONG en 73 proyectos en 27 países, que habían favorecido cerca de 25.300 niños.