La iniciativa ha sido impulsada por los propios establecimientos para intentar reducir el riesgo de contagios

Más de 90 establecimientos de Viladecans, incluidos los mercados municipales, han abierto un servicio de pedido online y por teléfono para intentar mejorar el cumplimiento del estado de alarma por parte de los ciudadanos de la ciudad. Con esta medida se pretende intentar rebajar la acumulación de personas en las tiendas mientras dure la crisis sanitaria.

El mercado municipal de la Constitució ha iniciado su proyecto de venta online con seis paradas participantes. De momento, los datos son alentadores: se han realizado 281 pedidos online, 802 compras en paradas y 222 entregas a domicilio.

Por otro lado, el mercado de la plaza Europa ofrece un servicio de pedido telefónico, añadido al servicio online que ofrecen las paradas de pescado fresco. En este caso, todos los puestos tienen la posibilidad de preparación del pedido y recogida en el mercado, y algunos también ofrecen la entrega a domicilio.

Por su parte, los paradistas del Mercat de Pagés también han querido participar y han iniciado su propio servicio de ventas por teléfono para recoger pedidos o, en algunos casos, recibir a domicilio. Durante la semana del 23 al 29 de marzo se llevaron a cabo 334 pedidos por teléfono y Whatsapp, entre los cuales 90 se enviaron a domicilio.

Además, el Ayuntamiento de Viladecans ha abierto una herramienta interactiva en la cual los consumidores pueden observar, a través de un mapa , los comercios que ofrecen sus servicios a través de vía telefónica u online.

Ver comercios