La plataforma Salvem Can Sellarés impulsó una sentada contra la reforma del Pla de Ponent

Los vecinos de Viladecans, conjuntamente con los de Gavà, se han pronunciado notoriamente en contra de la construcción de pisos en la zona de Can Sellarés. La plataforma Salvem Can Sellarés, integrada por vecinos de los dos municipios, mostró su inconformidad el pasado sábado 20 de junio contra el proyecto municipal de transformación de Can Sellarés.

La reforma de Can Sellarés forma parte del Pla de Ponent, un plan de mejoras urbanísticas y sociales para mejorar la convivencia y fisionomía de barrios envejecidos, y cuenta con la aprobación de todas las entidades vecinales (fue aprobada en octubre de 2019 y recibirá su aprobación provisional de desarrollo de la primera fase el próximo jueves 25 de junio).

La principal preocupación de los vecinos que integran la plataforma Salvem Can Sellarés es la construcción de viviendas y la posible pérdida de patrimonio. El Ayuntamiento de Viladecans, en declaraciones a El Periódico, afirma que “no habrá ninguna perdida y que la Masia se va a mantener y mejorar para optimizarla como equipamiento social y cultural a pleno rendimiento”.

Además, desde la plataforma resaltan la importancia de mantener los espacios verdes, mientras que Richard Calle, teniente de Alcaldía de Planificación Territorial, ha asegurado que el objetivo es rehabilitar el espacio y mejorar los terrenos más abandonados. Según información proporcionada por el propio Ayuntamiento, la mejora de Can Sellarés se verá reflejada en más espacios verdes y equipamientos deportivos. También se construirán 238 viviendas, de las cuales el 55% serán pisos de protección oficial.