Apenas medio año después, los centros educativos reabren sus puertas a niños y jóvenes para recuperar la educación presencial. En Viladecans lo hacen con una campaña institucional del Ayuntamiento a las puertas de los edificios escolares que, a partir de la ilusión del reencuentro, realza la importancia de la educación y facilita la percepción de un entorno socializador y seguro con el objetivo de favorecer el bienestar emocional del alumnado en este regreso escolar.

Viladecans -una ciudad con un gran compromiso con la educación, busca así que la vuelta necesaria en las aulas no esté protagonizada por inquietudes que nos han invadido con la irrupción de la Covidien-19 en nuestras vidas, sino por los recuerdos y vivencias positivos asociados a la escolarización. De este modo, el retorno a la educación presencial se remarca como un hito a celebrar, un paso adelante para que niños y jóvenes vuelvan a tener su espacio en la sociedad, a recuperar el protagonismo que el coronavirus les ha arrebatado ya hacer más efectivo su derecho a la educación.

Positivar el retorno a las aulas

Bajo el lema La escuela, tan segura como en casa, la campaña coloca carteles y vinilos en el suelo en los diferentes accesos de las cuatro guarderías municipales, las once escuelas públicas, los cinco colegios concertados y los seis institutos públicos de la ciudad. Los elementos adaptan su imagen y mensajes al alumnado que utiliza ese acceso. Así, se puede encontrar desde un juego de la rayuela para los más pequeños con el eslogan Damos un salto para aprender, hasta un cartel simulando un post de Instagram, para el alumnado de secundaria, con el mensaje Por un año lleno de nuevos conocimientos y self con mascarilla! , todo pasando por un vinilo en el suelo que simula una esterilla que da al alumnado de primaria la bienvenida como si fuera a casa con el mensaje Qué ilusión volver a verte .

La iniciativa busca animar también la participación de la gente y anima a compartir un selfie o fotografía del regreso presencial a la escuela en las redes sociales Instagram y Facebook con la etiqueta #EscolaSegura.

Una oportunidad para reforzar los vínculos

Después de medio año sin clases presenciales, la campaña municipal, que tiene un coste de 6.000 euros, quiere hacer frente a la importancia de la acogida con un mensaje positivo y tranquilizador. Así, promueve entre niños y jóvenes la percepción de un entorno escolar que los acoge con seguridad y les permite retomar las relaciones que quedaron paradas medio año atrás, al tiempo que les anima a recuperar el hábito perdido de ir cada día a clase para seguir aprendiendo, relacionándose y creciendo como personas.

La campaña también quiere hacer de esta crisis una oportunidad para reforzar los vínculos. El Ayuntamiento quiere contribuir al importante trabajo de gestión emocional que se debe hacer a los centros entre profesionales, familias y alumnado para devolver la confianza tras un final atípico del curso pasado y un verano de incertidumbres por la evolución de la pandemia. Y es que puede haber alumnos con dificultad para salir de la zona de confort en la que se ha convertido su hogar frente a la presión que puede llegar a generar el centro educativo, especialmente una vez que la vuelta a la escuela ha sido foco de informaciones en los medios de comunicación y de debates sociales, que también se han erigido como motivo de estrés para las familias.

Un Ayuntamiento muy comprometido con la educación

Con el apoyo a la gestión emocional en este momento tan singular de regreso a las aulas, el Ayuntamiento busca acelerar medidas que refuercen el papel central de la educación como motor de igualdad de oportunidades en la ciudad, como ya hizo hace unos años con la conexión de los centros a la fibra óptica y el impulso de las pizarras digitales o con la promoción de la Red de Innovación Educativa para potenciar la cultura digital e innovadora en los centros.